Islas Cies Blog Rotating Header Image

septiembre 10th, 2008:

Google con el Gran Colisionador de Hadrones

Google también ha querido sumarse a la noticia del día, la puesta en marcha del Gran Colisionador de Hadrones (LCH).
Google y el Gran Colisionador de HadronesMás logotipos de festividades de Google.
ICb | Logotipos olímpicos de Pekín 2008.

El experimento de los 6.000 millones de dólares

El Gran Colisionador de Hadrones (Large Hadron Collider, o LHC), que entra hoy, miércoles 10 de septiembre de 2008, en funcionamiento en la Organización Europea para la Investigación Nuclear, (CERN por sus siglas en francés), junto a Ginebra, tiene también otros objetivos, pero el principal es encontrar el Bosón de Higgs, apodado «la partícula-Dios» por el premio Nobel Sheldon Glashow. Es una predicción central del modelo estándar con el que los físicos describen el mundo subatómico, y observarlo requiere las altas energías de colisión que alcanzará el LHC, un esfuerzo de 6.000 millones de dólares.

En este documental de 10 minutos de la BBC, los científicos nos explican -lo intentan- cual es su trabajo y objetivo.

En este proyecto participan más de 10 mil científicos y más de 550 universidades, y los primeros resultados de lo que hoy ponen en marcha lo esperan para finales del 2008 o principios del 2009, momento en que colisionarán los dos haces.

Es tal la cantidad de energía que se va a utilizar, que hay ciertos temores e incluso algunos científicos hablan de que se puede provocar el fin del mundo. Esta postura negativa se simula en este vídeo de 38 segundos.

Quiero pensar que todo está bien estudiado y bien coordinado y que el futuro inmediato nos espera con nuevos conocimientos y nuevas mejoras para mejor estancia en la Tierra de los seres humanos.

[+ info
| elpais.com : Arranca la búsqueda de la ‘Partícula Dios’.
| rtve.es : LHC: Un túnel directo hacia la ‘partícula de Dios’.]

ICb | ¿Y sí sale mal?

Actualización a las 12.20 horas.
Se puede seguir lo que acontece en el CERN, desde su página, su Twitter y por vídeo, eso sí con paciencia, son tantos los que quieren entrar que se cuelga a menudo.