Islas Cies Blog Rotating Header Image

Consumo navideño

La época del año de mayor consumo se acerca inexorablemente, es la Navidad, puede pensarse que con la crisis que estamos pasando y lo negro que se presenta el 2009, el consumo en esas fechas puede sufrir un drástico descenso, pero ya hay estudios que indican que no será para tanto, es más, apunta que algunos sectores pueden salvar el año en la campaña navideña.
Estudio de consumo navideño 2008 - DeloitteEn el blog Liderazgo y gestión de equipos se hace eco del Estudio de consumo navideño 2008 de Deloitte:

Los hogares españoles tienen previsto gastar una media de 910 euros en Navidad, el 4,3% menos que en 2007, con un descenso del presupuesto de regalos del 6,8%, del 1,8% en alimentos y del 4,1% en salidas (comer o cenar, espectáculos, salas de fiestas), según las conclusiones del estudio elaborado por la consultora Deloitte.

Me parece que las conclusiones del estudio son muy suaves, esas cifras las firmaría cualquier empresario o comerciante al día de hoy, pero las perspectivas parecen que el descenso puede ser mucho más del deseado.

Con esto no quiero defender el desorbitado consumo que se produce en las navidades, pero tampoco dejar de reconocer que el consumo es una de las piezas claves de la economía, siempre defenderé el consumo justo y moderado.

2 Comments

  1. alfredus dice:

    Eifonso,
    muchas gracias por el enlace.
    Estoy contigo, muchas empresas firmarian cerrar el año con sólo un 4,3% menos de facturación pero lo que si es cierto es que la “presión emocional” de comprar en Navidad es importante. Ya veremos que pasa en enero con su famosa cuesta.

    Un saludo.

  2. Tomas R dice:

    Eifonso, tienes toda la razón en que el consumo desaforado es nocivo, pero el frenazo en el consumo es igualmente malo por que se desactiva la economía con las consecuencias que todos conocemos, sobre todo en estos tiempos en que todo y todos estamos interrelacionados.

    Me pareció interesante oir en una emisora de radio de EE.UU. que este año muchos padres renunciarán a intercambiarse regalos entre sí, para que a sus hijos no les falta y no quitarles con ello la ilusión del regalo navideño.

    ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *