Islas Cies Blog Rotating Header Image

"Yo solo me siento agredido por la maldad de los asesinos"

“…
Y llevamos ya demasiado tiempo asistiendo al uso interesado de nuestro dolor para usarlo en la confrontación política. ¡Qué siniestra paradoja! Que nuestro dolor se haya convertido en un arma para hacer daño a los que no piensan como ellos. Ésa es la triste y penosa verdad del uso que la derecha reaccionaria, populista y demagoga hace de nosotros, las víctimas.


Ahora ya sólo servimos para teñir de sentimentalismo un pobre discurso electoral. De un tiempo a esta parte tengo también la sensación angustiosa de que me hacen revivir mi muerte para que odie a mis amigos, a mis compañeros, a mis familiares, a los que me quieren. Y es que el que acusa al presidente del Gobierno de agredir a las víctimas no calcula la idea tan horrible que su cruel acusación encierra.

¿Agredir? yo sólo me siento agredido por la maldad de los asesinos -de los que intentaron asesinarme-, por el silencio de sus cómplices, por el interés calculado de los que nos hacen convivir con este horror porque comparten la idea final de su proyecto.

Deseo que no haya más odio criminal ni más odio electoral. Pido la paz y la palabra. “

Javier Pérez Aja
Ha estado muerto en vida cuarenta y cinco días.
ETA lo ha intentado matar dos veces.

[Artículo de opinión completo en elpais.com | Uso interesado]

3 Comments

  1. Wilde dice:

    La paz, bonita utopía. Pero desde luego pudo ser real, leyendo a cierta gente. Sin duda. Una pena.

  2. banderas dice:

    Una visión que me parece muy positiva sobre cómo hay que afrontar el fenómeno terrorista. Sin decirlo explícitamente está abogando por el diálogo con ETA… ¿o es que ya no sé leer entre lineas?

    Un abrazo 😉

  3. Justicia Global dice:

    ¿Hasta cuando la indecencia moral seguirá alimentando la desvergüenza del uso partidista de las victimas del terrorismo? ¿En base a que precepto moral los políticos se autoerigen en la voz de las víctimas? ¿Quien les ha conferido esa facultad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *